El orfanato

Cuando Lucy y Samuel abrieron la escuela, no pensaban en la idea de abrir también un orfanato. Generalmente, las familias africanas son muy grande y la mayoría de los niños tienen padres, tías, abuelas, que viven con ellos. Por eso, la primera idea era que los niños vivieran con sus familias y no en un orfanato.

Pero después de tener varios casos extremos de niños completamente abandonados por sus familias, o incapaces de vivir con ellos por diversas razones, la necesidad de abrir una casa para algunos de los niños de Chazon se convirtió en primordial para Lucy y Samuel.

Chazon Children’s Home abrió sus puertas en enero de 2014 con doce niños. El día que abrió, la casa todavía no tenía agua corriente ni electricidad, pero la incipiente necesidad de habilitar una casa para que estos niños pudieran quedarse en ella nos hizo abrirla en estas condiciones.

Muy pronto llegó la ayuda de voluntarios, donaciones puntuales y otras organizaciones, como la Universidad Europea de Madrid. A partir de ese momento, las condiciones mejoraron y la casa empezó a contar con agua corriente y electricidad.

Actualmente tenemos a 22 niños y niñas viviendo en la casa y la infraestructura continúa creciendo y mejorando.

No se admiten más comentarios